Y despertar otro día…

nofutureY despertar otro día, queriendo mirar al cielo pero este es interrumpido, por los castigos del olvido de la mente. Desde ahí siempre hay mucha gente, observándote, mirándote, descifrando hasta la cuenca de tus ojos. Su trabajo es brindarnos un día cálido, que las llamas de nuestros pies incendien nuestra alma, y el brillo del fuego nos penetre la inconsciencia. No hay mucha ciencia, sólo la embriaguez, a la que acudes para olvidarte del día, de tu sentir, que tus ojos se vuelvan con la noche, porque sólo así puedes vivir.

Querer morir, pues anhelamos nuestro hogar. Lo extrañamos desde casa, podemos sentir su vacío. Nuestro cuerpo frío expide tristezas, tontas promesas; se nos trata como animales, seguimos matando y no es por hambre.

Camino y al andar puedo notar como la gente no puede vivir sin lo que cree que es su vida. Materialidad. Cuerpos y mentes absortas en un juego de azar. Creyendo que la maravilla de la vida y la mente, se fundó para morir por trabajar. Permanecer en el sistema que no quieren cambiar. Pues ya se estableció su mente, en algo que nunca tuvo que pasar.

Desevolución de la mente. La mejor hazaña que nos tienen para matar.

Aquí hay dolor y tú lo ignoras. No es para todos lo mismo, pero la acción del viento la reconocemos. Es lo que hacemos, que mueve al aire, que atraviesa el mar para con una caricia tocarte.

No hay que olvidarnos, no hay que permitir, que a las mentes las sofoquen y nunca dejen vivir. No estamos locos, solo distraídos. Dolidos pues por mucho tiempo vivir lo pretendimos. Es la inconsciencia, la que nos lleva a la demencia. Las casas que alojan por siglos, el mal que hemos causado, el mal que es uno mismo.

Se matan en nuestras caras las bestias vestidas de hombres, y la gente, que piensa y siente, se esconde. ¿Quién juega al más listo ahora?

La solución está en la mente, al igual que los dolores. Por ello la gente vive evitando las realidades, se llenan de lo vacío y caminan a ningún lugar. Nunca se han preguntado y así nunca van a llegar, a la meta de la vida que es la bella felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s